Noticias  
Corte con el motor eléctrico.
Motor Mahle montado en un Honda Civic.
MOTORES HÍBRIDOS MAHLE
La perfecta simbiosis automotriz

Cuando nos ponemos a procrastinar, podemos llegar a alcanzar estados de pensamiento muy elevados, y llegar a conclusiones acerca de cuestiones que aquejan a la humanidad como si fuésemos los salvadores de esta, estos estados se representan de muchas maneras, y una de ellas es el YIN YANG. Concepto del Taoísmo que representa lo mejor de dos mundos, y de como estos lados se combinan de manera perfecta.

El avance de la movilidad va sin pausas y definitivamente a la electrificación, pero las limitantes que hay al respecto hacen que sea un camino más lento del que se podría querer; baterías que no duran lo suficiente, tiempos de carga muy largos o la falta de lugares donde recargar hacen que muchos no miren de costado siquiera a estos “salvadores del planeta”; pero si echamos mano a la filosofía del yin yang podemos encontrar la solución.

Los motores híbridos son una solución que se ha visto opacada por la urgencia de los eléctricos, y se ha mal aprovechado de una manera enorme. Tienen la densidad energética enorme y autonomía de la gasolina, y a la vez la limpieza de emisiones y el torque constante del eléctrico. Es la combinación de dos propulsores para conseguir mayor eficiencia de combustible y menor cantidad de emisiones contaminantes, entre otras ventajas. Normalmente hablamos de la combinación de un motor eléctrico y un motor de combustión según diversas fórmulas, y con ello se consiguen consumos muy reducidos.

La combinación de un motor térmico y uno eléctrico funciona como una simbiosis. Una modulo electrónico decide qué motor funciona en cada momento para mantener una eficiencia máxima y minimizar las variables antes mencionadas de consumos y emisiones.

Mahle, especialista en insumos automotrices ha presentado un motor que se puede instalar en cualquier vehículo, para convertirlo en híbrido.

“Según Top Gear, cuenta con un propulsor de combustión de dos o de tres cilindros, así como con una, dos o cuatro velocidades. La mecánica eléctrica y la transmisión están integradas en el propio motor, así que se trata de un bloque muy compacto que permite reducir el coste de fabricación.”

Está diseñado de forma que siempre esté en contacto con las ruedas, para mantener en valores altos el par motor. Pero el usuario puede configurarlo y cambiar los valores de potencia y el par motor máximo, según lo que se desee.

Mahle espera que muchas marcas los instalen directamente y así ajustarse a las restricciones de contaminación. Pero también podrá instalarse a título individual por los usuarios particulares.  Lo que aún se desconoce es el precio.

De esta manera, al igual como el yin yang establece la necesidad de no despreciar al contrario, si no que tomar siempre lo mejor de ambos, o como la remora y el tiburón, quienes trabajan cada uno beneficiándose del otro, pero de la misma forma favoreciéndolo en lo bello de la simbiosis, el motor hibrido de Mahle puede ser un buen punto de solución a los problemas que nos atañen hoy en día.